jueves, 29 de agosto de 2013

Rumania tras dos décadas de capitalismo: más pensionistas que trabajadores

Tras el golpe de estado capitalista de diciembre de 1989 la receta neoliberal impuesta por las grandes corporaciones multinacionales para Rumania fue la destrucción de toda su industria y su producción agrícola, y acabar con todos los logros alcanzados durante los años socialistas.


Así, desde 1990 ha 2012 se destruyeron más de cuatro millones de puestos de trabajo, algo muy conocido, sobre todo por los trabajadores rumanos obligados a huir del país para poder comer o alimentar a sus hijos y, sobre todo, por los pensionistas, protagonistas de excepción del hundimiento de su pais y su transformación en una colonia.

En 1990, Rumanía contaba con 8,2 millones de asalariados y 3,5 millones de pensionistas, según el  Instituto Nacional de Estadística; en 2012, las cifras se invirtieron dramáticamente: quedan 4,3 millones de trabajadores y existen 5,3 millones de pensionistas. De los asalariados, 3,1 millones de personas trabajan en el sector privado y el resto en la administración pública.

Actualmente, hay más de tres millones de rumanos trabajando en el exterior, más de 800.000  en España. 1998 fue el primer año en el que el número de pensionistas supero al de trabajadores (5,3 millones de trabajadores versus 5,5 mill. de pensionistas).

Además, los rumanos tienen que sobrevivir en un mercado similar en precios a los del resto de Europa, con unos salarios medios pírricos de unos 300 euros netos, mientras los pensionistas  no llegan ni a eso.

El aumento del número de pensionistas se debió a que los gobiernos impulsaron las prejubilaciones para intentar evitar el riesgo de estallido social aumentando aun más el enorme número de desempleados provocados por la destruccíón metódica e intencionada de la industria productiva.

Por supuesto que en el mundo rural más de 4 millones de campesinos, trabajadores o parados practican la agricultura de subsistencia, única solución con la que pueden sobrevivir con sus minusculos salarios y la falta de puestos de trabajo, además de la opción de la emigración.

Por otra parte, la clase politica se ha laudado hasta ahora por la baja tasa de desempleo oficial del pais balcánico, mientras millones de jóvenes rumanos habian sido obligados por la falta de empleo a huir de su propia tierra, y millones de trabajadores eran obligados a pensionarse anticipadamente con pensiones con las que es imposible sobrevivir.


viernes, 23 de agosto de 2013

Homenaje a Virgil Zbaganu, comunista rumano asesinado en 1992

El pasado miércoles día 21 de agosto de 2013 tuvo lugar en el cementerio Capra de Bucarest el acto de recuerdo a Virgil Zbaganu, asesinado en 1992 por intentar mantener en la legalidad al Partido Comunista de Rumanía.

El homenaje ha sido organizado por el hermano del heroe comunista, Gheorgita Zbaganu, y han participado personalidades del movimiento comunista rumano, como el presidente del Partido Alianza Socialista, Constantin Rotaru, el presidente del Comité de Reorganización del Partido Comunista Rumano, Petre Ignatencu, y otros jóvenes comunistas como Florian Liviu o Florin Radu.

También ha participado en esta ocasión un militante del Partido Comunista de los Pueblos de España, Francesc García Llop, que, como el resto de los participantes, han dedicado unas palabras en recuerdo de Virgil Zbaganu.

Constantin Rotaru ha anunciado que se va a reeditar el libro recopilatorio de las entrevistas realizadas antes de su muerte por Zbaganu: "El siglo XXI será comunista o no será". El libro es de gran valor, no tanto por las opiniones del joven comunista asesinado por los que tomaron el poder en Rumania tras cuatro décadas de logros socialistas, pues con algunas estamos en desacuerdo, pero sí por su demostración de que la imposición del capitalismo tras el golpe de estado de diciembre del 89, al contrario de lo que dice la propaganda oficial, se hizo sin contar con la clase trabajadora, además de en contra de sus intereses.

Para más información sobre el asesinato y la lucha llevada a cabo por Virgil Zbaganu se pueden consultar algunas entradas de este blog o el blog donde publicamos sus entrevistas traducidas al español, con el mismo nombre que el libro citado anteriormente: El siglo XXI será comunista o no será.


Constantin Rotaru, Gheorghita Zbaganu, Radu Florin,
Florian Liviu y Petre Ignatencu


Francesc García LLop, del PCPE

martes, 20 de agosto de 2013

George Enescu: música y compromiso antifascista

Estatua de Enescu en Bucarest, realizada por el
escultor Boris Caragea en 1961
George Enescu, está considerado como el mejor de los músicos rumanos. Nació un 19 de agosto de 1881 en Liveni-Vârnav, en la provincia de Botosani, que entonces formaba parte del Imperio Austrohúngaro.

Fue un excelente compositor, violonista, pedagogo musical, pianista y un director de reputación mundial, maestro de, entre otros, el compositor israelí Yehudi Menuhin.

Su sensibilidad artística estuvo a la par de la social, algo que seguramente provocara que George Enescu fuese miembro desde los años 30 de la Asociación de Amigos de la Union Soviética y sostenedor de las coaliciones políticas promovidas por el Partido Comunista de Rumania tras la derrota de la sanguinaria dictadura de Antonescu y el rey Mihai I, apoyadas por el nazismo alemán.

Enescu incluso llegaría a ser candidato en las listas del Bloque de Partidos Democráticos (BPD) por la localidad de Dorohoi, en las primeras elecciones democráticas de la historia de Rumania, celebradas en noviembre de 1946, en las que por primera vez el sufragio fue universal, y tras las cuales el comunista Petru Groza formaria gobierno un con mayoria de ministros comunistas.

Alexandru Balaci, en una editorial del diario Scanteia, escribía sobre Enescu que "está siempre al lado del pueblo y, al mismo tiempo, es un demócrata convencido. Por ello rechazó siempre todo contacto con el fascismo, enemigo de la libertad y del progreso, y utilizó siempre todo su prestigio de creador genial contra la dictadura de Hitler y Antonescu".

Antes de las elecciones Enescu había trasladado su residencia a París,  donde se dedicará a enseñar, a componer y a interpretar sus obras. También viajará a dar cursos magistrales a Estados Unidos o a Italia.

Enescu morirá el 4 de mayo de 1955 en París, sin haber, para quebradero de cabeza de los anticomunistas de entonces y los de ahora, criticado jamás a la Republica Popular Rumana, que se proclamaría el 31 de diciembre de 1948, tras la abdicación del rey Mihai I, y en cuyo proceso de nacimiento se puede decir que, dado su ejemplo de compromiso social y su simpatía hacia la Union Soviética en su lucha contra el fascismo, incluso en los tiempos más difíciles de la dictadura legionaria y del mariscal Antonescu,  el compositor universal también puso su granito de arena.

A continuación, y en su homenaje, dos de sus obras más conocidas, ambas inspiradas en la música popular: Rapsodia Rumana y su famosa "Ciocarlia" (en español, alondra).



jueves, 15 de agosto de 2013

Rumania, un país en destrucción

"Los rumanos somos parte de Europa, lo único distinto es el pasado comunista”.

Imagen habitual en Rumania, y cada vez mas en otros paises de la UE
El diario El País ha vuelto a hincarle el diente a Rumania en uno de sus artículos, en este caso con el paradójico título, teniendo en cuenta la historia reciente, de  Rumania, un país en construcción. Como si quisieran emular a los míticos vampiros transilvanos, parecen seguir queriendo inyectar con sus colmillos tipográficos algo más de veneno capitalista a los, ya de por sí  muy afectados por tan horrible enfermedad, trabajadores rumanos.

Como es habitual, el diario se centra en lo superficial, en  los perros callejeros, la maraña de cables de las grandes ciudades, los carros tirados por caballos, los campesinos vendiendo en las carreteras, o en los mitos creados desde los despachos de Occidente como el de los  "los bloques de viviendas-enjambre del comunismo", o, el principal, que la causa de todo lo que va mal en Rumania es el pasado comunista.. En definitiva, todo tópicos, pero nada de hablar de las verdaderas razones de la situación actual de los trabajadores rumanos.

Por supuesto, una periodista de un medio de propaganda español tiene que apuntar hacia la consigna obligada si uno quiere trabajar en un medio de comunicación y escribir sobre los antiguos países socialistas: la culpa de todo es del comunismo. De hecho, es algo asumido también  por todos los medios de propaganda del sistema rumanos.  Que hay perros en las calles ¡La culpa es del comunismo!; Que los políticos son corruptos ¡Son una panda de comunistas!; Que no hay trabajo… ¡La Responsabilidad es de Ceaucescu!. Todo para no reconocer el desastre provocado por el capitalismo.

La linea verde muestra  los puestos de trabajo existentes desde
1989 hasta 2010 ¿Rumania en construcción?
De este modo, una de las entrevistadas seleccionadas para el artículo dice que "los rumanos somos parte de Europa, lo único distinto es el pasado comunista”. Por supuesto que lo es.

Lo que no dice la periodista, ni por supuesto entrevista a nadie que lo diga, (que hay muchos), es la opinión que tienen los rumanos de ese contraste, que conforme avanza el tiempo hace que cada vez mas trabajadores se convenzan, si no lo estaban desde el principio, de que con el golpe de estado de diciembre de 1989, que reinstauró el capitalismo, perdieron todos los logros sociales y económicos que habían alcanzado durante más de cuatro décadas, y que llevan asistiendo durante dos décadas al proceso totalmente contrario al que parece aludir la periodista en el título de su artículo.

La realidad, muy diferente a lo que pretende el artículo, es que Rumania es un país en destrucción.

La periodista no dice nada de que en estos últimos veinte años se han destruido  más de cuatro millones de puestos de trabajo, obligando a más de tres millones de trabajadores a huir de su país; tampoco dice nada de la destrucción de la sanidad rumana o de que durante estos años se hayan construido tres veces más iglesias mientras http://imbratisare.blogspot.ro/2013/02/el-capitalismo-rumano-fomenta-el.html . Ella solo repite los tópicos con los que han intentado engatusar a los rumanos para acabar con todo lo que lograron durante la Rumania Socialista: el futuro prometedor (pero poco cumplidor) en la Unión Europea, las ventajas de construir autopistas (especialmente si las construyen multinacionales extranjeras), y las ventajas del urbanismo capitalista que llenará las calles de modernidad (en forma de horribles graffiti o deformes rascacielos de cristal) y acabará con los "bloques comunistas"
El modelo rumano: coches de lujo y pobres
que, sin embargo, llenan las calles de las grandes ciudades occidentales sin que esa misma periodista, que probablemente vivirá en uno, se atreva a atacar la proliferación de bloques de pisos en los extrarradios de las ciudades o incluso en sus centros.

En fin. Cada vez que se habla de Rumania es para intentar justificar el desastre en el que la han sumido desde hace veinte años prometiendo el oro y el moro en la sacrosanta, y dejándonos de eufemismos, terrible Unión Europea. Una U.E. que representa, no solo en Rumania, la destrucción de empleo, los recortes de derechos sociales, el derrumbe de los servicios públicos y la constante reducción de los salarios.

Tanto es así que nos tememos que Rumania no es más que el modelo al que se dirigirá la Unión Europea en pocos años, y es cada vez mas evidente el proceso en otros paises de Europa, entre ellos España, que nos lleva a que los trabajadores ganen lo justo para sobrevivir, si tienen suerte de tener empleo, tengan que pagarse la sanidad y conformarse con una educación mínima y de poca calidad, y a que los contrastes sean cada vez mas enormes, con ancianos y niños pidiendo por las calles o asistiendo a comedores de caridad mientras los grandes delincuentes económicos se pasean por la ciudad con sus Ferrari.

martes, 13 de agosto de 2013

El monumento al soldado rumano libertador de Targu Mures

El  Monumento al soldado rumano libertador de Targu Mures es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad transilvana. Está situado en la Plaza de las Rosas (Piata Trandafirilor), junto al Palacio de la Cultura.

Fue realizado por el célebre escultor húngaro-rumano Istavn Csorvassy, reconocido por la Republica Popular Rumana en 1952 con el Premio de Estado, con la colaboración de Izsak Marton, siguiendo el modelo del  Monumento al Soldado Sovietico Libertador de Bucarest, realizado por Constantin Baraschi en 1946.

El Monumento de Targu Mures fue un homenaje a las tropas rumanas que, acompañadas por el Ejercito Rojo, limpiaron Transilvania de hordas nazis y de colaboracionistas fascistas, durante el otoño de 1944.
 
La altura de la estatua es de 5 metros y, a similitud de la estatua de Baraschi, representa a un soldado en pié enarbolando una bandera agitada por el viento. El pedestal tiene una altura de 11 metros, y en sus laterales presenta dos bajorrelieves en marmol blanco, que reproducen escenas de la lucha contra el fascismo y por la liberación de Transilvania.


En uno de los bajorrelieves se aprecia que, junto a los soldados regulares, aparecen también partisanos obreros que, con gran entusiasmo, son los que se transforman en la vanguardia de la doble liberación: la territorial y la de clase.




jueves, 8 de agosto de 2013

El desastre de la sanidad moldava tras dos décadas de taladradora capitalista

En el Hospital Clínico Infantil Ignatenko de Chisinau, capital de la exrepública socialista de Moldavia, el personal médico realiza operaciones quirúrgicas con equipos de bricolage como taladradoras y alicates. Así lo muestra un video que los propios médicos del país han hecho público, denunciando la cada vez más precaria atención sanitaria después de dos años de capitalismo en la antigua república socialista.

La denuncia surgió después de que una grabación, publicada en la red por los propios médicos, pusiera en evidencia las impactantes operaciones y la precariedad con que se realizan.

Estamos trabajando con lo que proporciona el hospital. Aquí tenemos un taladro, unos alicates y otras herramientas de construcción. No puedo decir de dónde vienen, posiblemente, de un mercado, pero no son aptos para la cirugía, ya que no pueden ser esterilizados”, explica el jefe del Departamento de Traumatología Clínica, Gregory Rusanovsky.

También explicó que los médicos han pedido en reiteradas ocasiones la necesidad de comprar equipo médicos adecuados para utilizar en quirófano, pero parece ser que los políticos moldavos tienen mejores prioridades que atender decentemente a los hijos de los trabajadores enfermos.

Aunque no hay otros casos denunciados, estamos seguros de que el hospital citado no es el único donde los médicos tienen que echar mano de la imaginación para curar a sus pacientes, después de dos décadas de destrucción de la sanidad pública y de gobernar en bien de los grandes empresarios locales y de las empresas multinacionales.

Y lo mas triste de todo es que en República Moldova durante diez años ha gobernado el Partido de los Comunistas que, en vez de hacer lo propio de un partido que sigue enarbolando la bandera roja, es decir, expropiar a los empresarios, acabar con los privilegios de los explotadores sobre la clase trabajadora, y garantizar el bienestar y los derechos de los que producen la riqueza, se ha limitado a realizar políticas socialdemócratas y a contemporizar con la mafia económica capitalista, que, como suele pasar cuando uno no mete en la cárcel a estos grandes criminales económicos, acaba haciendo lo que sea necesario para volver al gobierno y, desde ahí, para volver a entregar todo el poder a las grandes empresas y multinacionales, y a comenzar el proceso de destrucción de todos los logros mantenidos en estos últimos 20 años por la clase trabajadora moldava.

Se trata ciertamente de una oportunidad perdida, teniendo en cuenta que en República Moldova, como excepción en el gran mar fascista que hoy es Europa, la mayoría de los votos van a parar al Partido de los Comunistas (de hecho, en la exrepública soviética el 68% de los moldavos desean volver al sistema comunista) que, quizás porque en sus filas hay mucho oportunista, revisionista y socialdemócrata, ha evitado que el deseo de sus votantes se pueda hacer realidad.
La Chisinau a la que quieren volver la mayoría de los moldavos

Como todos sabemos que el capitalismo de rostro humano es una quimera producto de la manipulación ideológica, y que la verdadera democracia y el capitalismo son antónimos irreconciliables, al final el Partido de los Comunistas Moldavos perdió el poder sin haber solucionado el proceso de agresión hacia la clase trabajadora iniciado en 1991 tras el final de la Unión Soviética y de la Republica Socialista de Moldavia, y sin evitar la reinstauración de la barbarie capitalista en el país.

Lo cierto es que, con taladradoras o sin ellas, la sanidad moldava, como la rumana, la italiana o la española, es decir, como en todas las dictaduras del capital, , están sufriendo una brutal agresión, en los países del este, desde hace dos décadas, y en los occidentales, desde hace pocos años, cuando las alimañas de la oligarquía económica y las mafias multinacionales vieron que ya no había ninguna necesidad de mantener los privilegios cedidos a la clase trabajadora durante la guerra fría para evitar que estos siguieran masivamente el modelo soviético, el de la organización obrera y la toma del poder por la clase trabajadora, lo que hubiera supuesto una perdida de los privilegios atesorados y por los que, para su obtención, tantos crímenes se cometieron, (y por cuya conservación, tal y como nos tienen acostumbrados tanto a lo largo de la historia como en la actualidad,  son y serán capaces de cualquier atrocidad).




miércoles, 7 de agosto de 2013

Comunicado de RBC sobre la detención de la activista Jayeeta Das

DENUNCIAMOS que el viernes 2 de agosto, del corriente, la Fuerza Especial de Policía (STF) –Fuerza de Tarea Especial-, una especie de policía política, ha detenido a la joven activista popular Jayeeta Das en la ciudad de Kolkata, en Bengala Occidental, India;
 
CONDENAMOS profundamente indignados a las fuerzas policiales que han asaltado y saqueado, como han denunciados grupos de Derechos Civiles de ese país, su casa sin orden judicial alguna e intimidado a sus familiares. Además, obligando a dichos familiares a firmar papeles en blanco luego de intimidarlos;

HACEMOS nuestra la declaración de denuncia del Comité para la Liberación de los Presos Políticos, de la India, (CLPP), mediante la cual se ha violado el derecho de ver la Orden de Detención por parte de sus familiares dado que “estas normas y procedimientos son cruciales para el detenido(a),; así como para sus pariente y familiares como única manera de salvaguardarse contra la tortura, maltrato y el acceso inmediato de un abogado de su propia elección” lo cual constituye un acto muy grave;

RESPALDAMOS la enérgica condena del Comité para la Liberación de los Presos Políticos (CLPP) de la ilegal detención de Jayeeta Das por la STP de Bengala Occidental y NOS UNIMOS a su exigencia de su liberación inmediata;

LLAMAMOS desde la RED DE BLOGS COMUNISTAS (RBC) a las organizaciones sindicales, campesinas, de originarios y estudiantiles, a todas las personas democráticas y progresistas de nuestro país, así como a los camaradas y hermanos de lucha de las diversas partes del mundo a solidarizarse y condenar la detención de la joven activista popular de la India, exigiendo su pronta puesta en libertad.
¡Libertad inmediata para la camarada Jayeeta Das!
¡Solidaridad y Apoyo a la lucha del pueblo oprimido de la India!
     ¡Detener la reaccionaria Operación Cacería Verde!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...