miércoles, 6 de octubre de 2010

Los tratados secretos y las verdaderas causas de la Primera Guerra Mundial

La propaganda capitalista siempre nos ha vendido las dos guerras mundiales por ideales, principios o formas de entender el mundo, cuando tras las bellas etiquetas solo se encuentra la avaricia de las oligarquias nacionales y, poco a poco, de las corporaciones transnacionales. La magia de la publicidad y la propaganda hacen que, al final, la imagen que se transmite es la de la guerra romantica, contra el enemigo de la nacion, o contra el imperio del mal (eso último es lo que mas de moda esta actualmente, cuando la guerra se ha convertido en una teorica lucha contra el terrorismo internacional, aunque en el fondo se trata de una lucha por el control de los recursos naturales por occidente).

Todas las guerras han sido asi, meras luchas por el enriquecimiento de determinadas oligarquias contra otras, que usan a sus pueblos, engañandoles con la patraña de los nacionalismos, como carne de cañon para conseguir sus fines (incluso los magnates norteamericanos estan detras de la financiacion del partido nazi aleman y, curiosamente, muchos de los malvados nazis fueron reciclados al final de la SGM-que no termino como se esperaba, con la destruccion de la URSS-, para continuar luchando por el mismo objetivo desde EEUU).

La Primera Guerra Mundial tuvo como principal objetivo no reconocido la lucha por el control de las colonias, que se habian ido quedando pequeñas para tanta cantidad de buitres. A pesar de que la vestimenta de la propaganda usara la lucha por la libertad de las naciones propias, el nacionalismo, como justificacion del esfuerzo y la sangre vertida, detras estaba la expansion del capitalismo, que inevitablemente necesita crecer saqueando a otros (tambien la PGM acabo con el ideal internacionalista de la clase obrera, encarnado entonces en la Segunda Internacional, ya que muchos partidos socialdemocratas apoyaron los respectivos intereses nacionales).

En fin que los tratados de reparto territorial tras las grandes guerras son, mas habitual de lo que parece, culminaciones de acuerdos previos secretos pactados por las potencias que mas tarde vencen. Las posteriores negociaciones de paz suelen ser un pequeño teatro para aparentar que se escuchan los reclamos de los perdedores.

Es cierto que, a veces, los acontecimientos provocan que se varie un poco el guion preestablecido, como sucedio en la Primera Mundial con Rusia, tras el triunfo de la revolucion bolchevique de 1917, que paso de potencia desmembradora a potencia desmembrada, o con el movimiento Kamelista en Turquia, que evito que todo el Imperio Otomano fuera descuartizado por las fieras.


Europa antes de la Primera Guerra Mundial

Recientemente encontre en un interesante blog (La barra virtual) ,   un resumen de un viejo libro de Seymour Cocks, publicado en 1919, y titulado "Una parte de la verdad de la guerra. Los tratados secretos (1914-1917): Documentos publicados por Trosky en funciones de Comisario de Negocios extranjeros de la República Socialista de Rusia, y comentarios de la «UNION OF DEMOCRATIE[sic] CONTROL», de «THE HERALD» y del «COMITE POUR LES REPRISES DESRELATIONS INTERNATIONALES [sic]»,con un prólogo de Mariano García Cortés, Madrid, Tip.Torrent, 1919.

En el se analizan los tratados previos de los "aliados" en la Primera Guerra Mundial, que fueron publicados por Trosky en 1918, antes del final de la contienda, cuando los bolcheviques alcanzaron el poder dando lugar al primer estado obrero de la historia, la Union Sovietica. En su puesto como Comisario de Negocios extranjeros, Trosky tuvo acceso a los acuerdos del zar con Francia, Inglaterra, Italia y Estados Unidos, y que consistian principalmente, en el desmenbramiento del Imperio Austro Hungaro y del Imperio Otomano, para beneficio de los vencedores.

Afortunadamente Trosky, que acababa de afiliarse al Partido Bolchevique, todavia no había comenzado a traicionar a la revolución, y al hacerse cargo del "ministerio de exteriores" pudo conocer los verdaderos intereses de los dirigentes de las potencias aliadas, y hacerlos publicos.

 Europa tras la Primera Guerra Mundial

 La publicacion, que provoco cierto escandalo, dejo a la vista el verdadero caracter de la Primera Guerra Mundial, y la mostro como una gran operacion mercantil que planeaba saquear los entonces ya decadentes imperios austrohúngaro y otomano. De hecho todos los tratados que se firmaron tras el final del conflicto mantuvieron la esencia de los acuerdos previos, salvo por inesperados acontecimientos que hemos ya citado: la revolucion rusa y la resistencia kemalista en Turquia.

Los grandes beneficiarios, Francia, Inglaterra, Estados Unidos y, en menor medida, Italia, lograrian vastos territorios arrancados de los imperios enemigos, especialmente del Otomano, y eliminarian dos potencias estrategicas que eran un obstaculo para sus planes de expansion. Rusia, que en principio era una de las potencias beneficiadas del festin, fue castigada doblemente, por firmar la paz antes de tiempo con los imperios centrales, y, principalmente, por haber derrocado a la oligarquia del poder entregandoselo al pueblo (un sacrilegio imperdonable que ponia en jaque la estabilidad de todo la piramide social capitalista).

Asi, la recien nacida Union Sovietica seria invadida, y sometida a una guerra civil sangrienta y dolorosa que, en resumen, fue un intento de destruirla con tropas y financiacion de las potencias vencedoras de la PGM. Los muertos de esta "guerra civil" fueron cargados, por cierto, a las cuentas del llamado "terror sovietico", o en las espaldas de Stalin, como si las tropas occidentales y blancas no hubieran estado alli nunca ni asesinado a nadie. La Union Sovietica tambien fue obligada a desprenderse de parte de sus territorios (por ejemplo, Rep. Moldova, que fue invadida por Rumania, a de todas las republicas balticas). Igualmente, tuvo que renunciar temporalmente a parte de de lo que luego seria Polonia, estado que se encontro de repente con su independencia, aunque no estaba prevista en los acuerdos.

Por ultimo, en el Pacifico Japón se quedó con todas las colonias alemanas (apoyado por la Sociedad de Naciones, creacion ideologica de EE.UU.) y con partes de China y Corea.

Los gobiernos negaron, por supuesto, la veracidad de los documentos publicados por los "salvajes" bolcheviques, y evitaron su difusion en la medida que pudieron. Aunque lo que ocurrio en los tratados de paz postbelicos coincidio bastante fielmente con lo que "la maniobra desestabilizadora de los sovieticos", como la denominaron, ya anunciaba.

Veamos que decian los acuerdos (segun la edicion citada):

Según los tratados secretos contenidos en este volumen, los “desinteresados” campeones de la causa de la libertad de los pueblos se distribuirán el siguiente botín:


INGLATERRA RECIBIRIA:

La zona neutral de Persia.
La Mesopotamia meridional con Bagdad.
Halfa y Akke, en Siria.
Parte de las colonias alemanas.

FRANCIA RECIBIRIA:

La Siria.
El bajalato de Adana y otros territorios en Asia Menor.
Alsacia y Lorena, con el valle del Sarre, y todo el distrito minero Lorenés.
Ocupación temporal de la orilla izquierda del Rhin.
Parte de las colonias alemanas.

ITALIA RECIBIRIA:

El Trentino y el sur del Tirol.
El condado de Gorizia y de Gradisca.
Trieste y la Istria.
La Dalmacia.
Las islas de Istria y de Dalmacia.
Valona y sus inmediaciones.
Las islas del mar egeo.
Adalia y una parte de Asia Menor.
Una parte de la indemnización de guerra.
Nuevos territorios coloniales en África.

JAPÓN RECLAMA:

Chantoung.
Islas del Pacífico.

RUMANÍA RECIBIRÁ:

La Transilvania hasta Heisa.
El Banato de Tenosvar.
La Bucovina.

SERVIA Y MONTENEGRO RECIBIRÁN:

La costa de la Dalmacia meridional.
Spelato, Ragusa, Cattaro y San Juan de Medua (en Albania)
Anexión de los distritos de Albania Septentrional.

RUSIA (hubiera recibido si continúa en la guerra hasta el fin):

Constantinopla y casi toda la Turquía de Europa.
El Bósforo, los Dardanelos y el mar de Mármara.
Imbros y Tenedos.
Completa libertad de acción en la Persia septentrional, comprendido Ispahan y Yezd.
Trebisonda, Erzeroum, Van y Bitlis y otros territorios del Asia Menor".


Como se ve, parece claro que el botin pactado con el conseguido tienen bastantes similitudes. En relacion a Rumania, que es el tema que nos ocupa en este blog, tanto Transilvania, como el Banato, como Bucovina pasaron a formar parte del pais, aunque nunca lo habian sido antes. Transilvania fue desgajada de Hungria en virtud del Tratado de Trianon, y Bucovina y la mitad del Banato del Imperio Austrohungaro (la otra mitad fue para Serbia)

La historia oficial, que ya sabemos quien la escribe, dice que fueron los propios transilvanos los que decidieron en una gran asamblea en Alba Iulia,formar parte de Rumania tras la derrota hungara. Aunque ya sabemos como funcionan este tipo de votaciones que justifican tratados previos. De hecho, los que lo decidieron fueron los miembros burgueses y aristocratas de la Asamblea de rumanos de Transilvania, y pocos de los mayoritarios campesinos fueron preguntados. Igual sucedio con la Asamblea de sajones de Medias, el 8 de enero de 1919, que tambien voto su aceptacion de la union de este pais, Ardeal o Transilvania, con Rumania.

Rumania, como vencedora de la contienda, y como pais dominado por los intereses de las elites, ataco a la nueva Union Sovietica junto al resto de potencias vencedoras de la PGM, con el fin de anexionarse el territorio de Basarabia, que formaba entonces la recien nacida Republica Sovietica de Moldavia. Por cierto, que aqui tambien se dice que fueron los propios moldavos, reunidos en asamblea, quienes votaron su anexion a Rumania (otra anexion con el aliento del ejercito rumano en el cuello y realizada por la burguesia y aristocracia local). En el caso de Banato, cuando los propios ciudadanos (tambien burgueses, claro) decidieron en 1918 ser independientes en asamblea, esta no se mantuvo en la historia oficial como expresion de la voluntad ciudadana, sino que se borro de un plumazo cuando fueron invadidos primero por los serbios y luego por los franceses, que repartieron el pais, independiente por unos dias, entre sus vecinos, aliados de los vencedores de la gran guerra, Yugoslavia y Rumania.

Con esta invasion, Rumania logró la maxima expansion territorial de su historia, lo que se llamaria la Rumania Grande, (Rumania, mas Transilvania, Banato, Bucovina, Cuadrilatero bulgaro y Basarabia), y fue una de las grandes beneficiadas de la Primera Guerra Mundial

El Tratado de Trianon y el de Neuilly, en 1920, sancionarian la anexion de Transilvania (de Hungria) y el Banato y Bucovina (del Imperio Austrohungaro), y la de la Dobroja del sur (antes correspondiente a Bulgaria) a Rumania, respectivamente.

Lo importante es como el reparto territorial surgido de la Primera Guerra Mundial no fue la consecuencia de las negociaciones entre vencedores y vencidos, ni siquiera del desarrollo de la contienda, sino que ya habia sido pactado de antemano por los capitalistas de las naciones aliadas (aunque la clase obrera rusa les dio un buen disgusto y trastocara bastante sus bonitos -para sus cuentas bancarias- planes).

3 comentarios:

pcbcarp dijo...

Acabo de descubrirte gracias a tu enlace a un postio mío. Caramba, interesante blog, sí señor. Me pasearé por aquí con tu permiso.

Jose Luis Forneo dijo...

Bienvenido, pásate cuando quieras

Saludos

IOSEF dijo...

Muy interesante. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...