sábado, 23 de octubre de 2010

Lider sindical habla de la situación de los trabajadores rumanos para L´Humanité

L´Humanité entrevista al lider de uno de los principales sindicatos rumanos, Cartel Alfa. El sindicalista nos da la clave para entender la situación actual, aunque con la tibieza caracteristica del movimiento sindical rumano durante los 20 años de capitalismo. Segun él, "Durante la transformación de la economía planificada de tipo comunista a la economía de mercado, en los años 1990, más de 4 millones de empleos se perdieron en el sector industrial". En realidad no hubo ninguna "transformación" (la moderación de la palabra esconde la complicidad de unos lideres sindicales que aceptaron sin apenas resistencia el engaño capitalista), sino un claro y flagrate saqueo de la riqueza del pueblo rumano, lo que provoco la destrucción de la boyante industrial nacional de la Rumania de 1989 y la conversion de millones de trabajadores rumanos en desempleados (mientras algunos se hacian millonarios).

También afirma que "Alrededor de 2,5 millones de rumanos trabajan fuera del país y a menudo no perciben los salarios que se corresponden con el valor de su trabajo o con su cualificación profesional" y pide que los sindicatos de los paises de origen se unan para defenderlos. Uná propuesta loable, que hago mia,  puesto que todos los trabajadores del mundo, independientemente de su origen, pertenecen a la misma clase y tienen los mismos intereses, aunque la defensa de los derechos de los rumanos debia haber empezado en primer lugar en casa, y hasta ahora los sindicatos de Rumania han hecho bastante mas por el avance del capitalismo y la explotacion que por los derechos de sus representados.

Eso si, mas vale tarde que nunca, y ahora que la crisis economica, y el definitivo fracaso de las promesas de un eden de riqueza y bienestar con las que se engaño a los antiguos ciudadanos de los paises socialistas en los años 90, la realidad sale a flote, y con ella la sensacion de que, en todo caso, el paraisdo era aquel del que fueron expulsados.

“2,5 MILLONES DE RUMANOS TRABAJAN FUERA DE SU PAIS. ES NECESARIO QUE SE UNAN A LOS SINDICATOS DE LOS PAISES DE ACOGIDA".

Bogdan Iuliu Hossu. Presidente de Cartel Alfa, una de las principales Confederaciones Sindicales rumanas, de inspiración cristiana.

HD.- ¿Cuáles son las consecuencias de las bajadas de salarios recientemente impuestas a los funcionarios públicos en su país ?

Bogdan Iuliu Hossu.- Las bajadas salariales son importantes. Llegan hasta el 35% de los ingresos. Lo que ha hecho aumentar el número de trabajadores que cobran el salario mínimo nacional. Es un círculo vicioso. La disminución del poder adquisitivo compromete las oportunidades de recuperación económica. Sumerge a la mayoría de los funcionarios y a otros empleados públicos, algunos de los cuales han visto caer su salario a 100 euros, en el umbral de pobreza e ¡incluso por debajo ! De allí el brusco aumento de impagados en materia de créditos hipotecarios, lo que hace aumentar el riesgo bancario.

HD.- Están en marcha proyectos de reforma del “estatuto del trabajo” ¿Puede hacer balance de la situación ?

Bogdan Iuliu Hossu.- El proyecto de modificación de “estatuto del trabajo” y de la ley del contrato colectivo está destinado a flexibilizar el empleo. Permitiría a los empresarios despedir muy fácilmente. Los trabajadores se convertirían de hecho en jornaleros, sin ninguna certeza sobre la estabilidad en el empleo. Además, el proyecto prevé la posibilidad de que el salario varíe de un mes a otro, ¡por la simple decisión del empresario ! No habría ninguna responsabilidad del empleador respecto al empleado. Todos los contratos se transformarían en contratos temporales. El proyecto transformaría a los asalariados en esclavos modernos (Para saber mas sobre las modificaciones propuestas por el gobierno del código de trabajo rumano ver aquí)

HD.- Muchos trabajadores rumanos deben emigrar para encontrar un empleo. ¿Por qué ?

Bogdan Iuliu Hossu.- Durante la transformación de la economía planificada de tipo comunista a la economía de mercado, en los años 1990, más de 4 millones de empleos se perdieron en el sector industrial. Una gran parte de los que trabajaban en este sector tuvieron que buscar un empleo en el extranjero. De allí la enorme emigración entre 2000 y 2004, pero muchos volvieron tras un año, año y medio. Después de 2008, al contrario, numerosos rumanos, especialmente entre el personal médico, los trabajadores sociales y los empleados de los sectores de la construcción y de la agricultura, decidieron emigrar definitivamente hacia Europa del Oeste. Debido a la crisis económica, que interrumpió bruscamente el crecimiento, entrañando una recesión del 7,2% en 2009.

HD.- En Francia, muchos de los trabajadores rumanos están sobreexplotados en los sectores de la construcción, de la agricultura…

Bogdan Iuliu Hossu.- Efectivamente, Sólo recordaré el caso de los trabajadores del puerto de Nantes Saint Nazaire que no cobraban durante meses y contactaron con la inspección de trabajo en Francia gracias a la ayuda ofrecida por la CGT. Alrededor de 2,5 millones de rumanos trabajan fuera del país y a menudo no perciben los salarios que se corresponden con el valor de su trabajo o con su cualificación profesional. La CNS Cartel Alfa ha contactado con los sindicatos franceses (CGT, CFDT y CFTC) para pedirles que defiendan también los intereses de los trabajadores rumanos. Igualmente hemos exhortado a los trabajadores rumanos a dirigirse a los sindicatos del país donde estén y a afiliarse. Es la mejor vía para defender sus intereses.

http://www.humanite-en-espanol.com/spip.php?article751
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...